Monesterio Informa
Sobre las 21:30 horas de ayer saltaba la voz de alarma, al producirse un incendio forestal en una de las zonas con mayor valor medioambiental del sur de Extremadura. Según datos ofrecidos por los mandos del Infoex desplazados a la zona, el incendio presentaba tres focos distintos, en una zona muy próxima entre ellos, con lo que todos los indicios, a falta de su confirmación oficial, hacen pensar que el fuego pudiera haber sido intencionado. La zona concreta del inicio del incendio se sitúa en la falda sur de la Sierra de Aguafria, en las inmediaciones de la finca La Víbora.

En las tareas de extinción han participado alrededor de un centenar de efectivos, entre equipos del Plan Infoex, del Ifoca Andaluz, así como dotaciones de bomberos de los parques de la Diputación Provincial de Badajoz y Agrupación de Bomberos Voluntarios de Monesterio. Los equipos contaron con el apoyo de la Policía Local, Guardia Civil, así como distintas dotaciones de Cruz Roja. Hasta el lugar del incendio también se personó el alcalde de la localidad, Antonio Garrote.

Dificultad

La poblada masa forestal de la zona, compuesta por pinos, eucaliptos y encinas, lo escarpado del terreno y la hora en la que se produjo, --sin ayuda de equipos aéreos--, fueron los mayores inconvenientes para controlar los focos de este incendio. Tal parecía la magnitud, que los mandos operativos ordenaron desalojar la torreta de vigilancia del Infoex en la cima de Aguagría, en prevención de que las llamas pudieran ascender hasta ese lugar. No obstante, la llegada de maquinaria pesada y buldócer facilitaron enormemente el trabajo para estabilizar las llamas.

Sobre las nueve de la mañana comenzaron a retirarse algunos de los medios desplazados hasta la Sierra de Aguafría, si bien, equipos terrestres ayudados por un helicóptero del Infoex con base en Calera de León, continuaron en labores de desbroce y refresco de la zona. A esa hora de la mañana, según los técnicos del Inforex, la evolución era muy favorable, con lo que el incendio se daba por estabilizado, tras el trabajo realizado durante toda la madrugada por las distintas dotaciones desplazadas hasta la sierra de Monesterio.

A primera hora de la mañana, el alcalde, se personaba nuevamente en la zona del incendio, para interesarse por las labores de estabilización y “agradecer” el trabajo desarrollado por todos los efectivos, que “ha supuesto evitar una catástrofe medioambiental” en las sierras del sur de Extremadura.

Fuente: PERIODICO DE EXTREMADURA