Vallehermoso Informa
El Pleno del Ayuntamiento de Vallehermoso ha aprobado este jueves, de forma inicial, el presupuesto municipal para el 2018 que asciende a 4,5 millones de euros y que ha salido adelante con el voto a favor del Grupo de Gobierno de ASG.

“Unas cuentas pensadas para dar cobertura a los servicios esenciales que disfruta el conjunto de los vecinos, aumentar la cohesión entre los diferentes núcleos urbanos, prestando especial atención al empleo, a la mejora del bienestar y al incremento de los servicios sociales en los distintos barrios”, aseguró el alcalde de la localidad, Emiliano Coello, quien anunció que para 2018 “hemos incrementado notablemente el capítulo de inversiones, pasando de 470.000 euros del presente ejercicio a un millón de euros, lo que supone un 115% más”.

En cuanto cifras globales, el presupuesto municipal se incrementará en un 10,75%, respecto a 2017, hasta alcanzar los 4.571.292,41 euros impulsado por el crecimiento de las transferencias corrientes que se cifra en más de un 11%.

En lo que respecta al capítulo de gastos en bienes, servicios y transferencias corrientes, Coello indicó que desde el Grupo Municipal de ASG continuamos en la senda de la “contención” con una disminución del 5% respecto a 2017.

En este sentido, el máximo responsable local hizo hincapié en algunas de las señas de identidad de esta Corporación que pasan por el mantenimiento de la Escuela Infantil, la apuesta por la cultura y las actividades deportivas, las mejoras en las redes de saneamiento y depuración o la promoción turísticas. Unas partidas que se sumarán a la apuesta por los servicios sociales, la atención a domicilio o la mejora de las condiciones de la residencia de la Tercera Edad.

Finalmente, Coello recordó que un más de 64.000 euros han sido consignados en el capítulo de transferencias corrientes, en su mayoría de forma nominativa, permitiendo cooperar con el conjunto de las asociaciones del municipio, mantener las ayudas de emergencia social o continuar apoyando al colectivo de estudiantes.

Unas cuentas públicas municipales que han sido saneadas en el presente ejercicio, cumpliendo con la regla del gasto dentro del actual marco de estabilidad presupuestaria, y que no contemplan ninguna deuda viva lo que permitirá disponer del superávit.